lun

24

nov

2014

CH Cooperativa - CH Vilanova Hipersimply. (MA)

MUY BUEN PARTIDO DEL ALEVIN MIXTO EN SANT BOI


El resumen del tercer partido del Alevín del Club Handbol Vilanova i La Geltrú se podría resumir emulando la famosa frase del rey Felipe II, tras la derrota de la Gran Armada: “Yo no he mandado a mis jugadores a luchar contra los elementos”.

Y que esta frase no nos haga pecar de pesimistas ni perder de vista el grandísimo partido que han jugado los chavales contra la Escola de Handbol Cooperativa de Sant Boi. El resultado final que reflejaba el acta, pese a lo que nuestros 2 anotadores tenían, ha sido 2 cuartos ganados por cada equipo, un empate para un resultado de 40-47 a favor de los vilanovins, pero que sabe a victoria.

Hoy el desplazamiento lo han realizado 9 alevines y 3 benjamines, todos han jugado… o mejor dicho, todos han competido y se han dejado la piel literalmente en el campo.

En el primer cuarto nos ha pillado un poco despistados en defensa o quizá más pendientes del duro  juego del contrario que del nuestro y con un ataque un poco espeso. Pese a eso el juego desplegado no ha sido malo ni mucho menos.

El segundo cuarto, se ha afrontado de otra manera, asumiendo el partido como iba y pendientes y pensando sólo en desarrollar nuestro juego, dando movilidad a la pelota y buscando siempre espacios y velocidad.

El tercero, el más disputado, ha sido de un constante toma y daca en el marcador, hemos bajado la tensión defensiva, lo que nos ha llevado a encajar algunos goles en claros despistes de marcaje, pero que eran rápidamente contrarrestados con una movilidad de pelota genial y buena selección de lanzamiento.

En el último nuestros peques han hecho caso de lo que, desde la banda, los técnicos les han pedido: 10 minutos a darlo todo y a aprovechar los relevos. No nos han decepcionado. Han realizado un cuarto brutal, con un derroche físico admirable y una ganas, empuje y saber hacer, simplemente extraordinarios.


En cada uno de los cuartos ha habido benjamines jugando y disputando, sin amedrentarse ni un ápice, todos y cada uno de los balones, buscando espacios, con la suficiente visión de juego para no dar prácticamente ni un pase malo. No cabe duda de que la apuesta, en apariencia arriesgada, de que alevines y benjamines compartieran entrenos y partidos, está resultando fructífera: tienen un desparpajo y un criterio asombroso pese a llevar, no hay que perderlo de vista, sólo 2 meses de entrenamiento. Chapó por todos y por los “mayores” que contribuyen a hacerles crecer y jugar como lo hacen.

En definitiva, el acta del partido dice una cosa, pero que a nadie le quepa duda de que hoy, nuestros alevines y benjamines, han ganado un partido de balonmano.


PEDRO POZA