lun

02

nov

2015

CHVNG Hipersimply - C. H. Sant Andreu de la Barca 16-29 (IMA)

























DERROTA Y A OTRA COSA MARIPOSA ...


Derrota clara ante un buen equipo que nos tiene que servir para ser conscientes de nuestras limitaciones para ponerle remedio.


El Sant Andreu de la Barca viajó a Vilanova con solo 8 jugadores, un pívot muy corpulento que cerraba muy bien en defensa y dos laterales con muchos recursos en ataque, especialmente el número 7 al que se dedicó una defensa especial. La superioridad en el número de jugadores nos hubiera podido dar una ventaja si el partido hubiera sido de mucho desgaste. Al final no fue así y el Sant Andreu aguantó perfectamente los 50 minutos con un solo recambio.

Después de una primera parte muy disputada se llegó a la media parte con la máxima desventaja, el Sant Andreu se había puesto de 6 goles con un último gol de contraataque en el último momento. En ese punto, ellos se convencieron que de que iban ganar el encuentro, al mismo tiempo que nuestro equipo daba un paso atrás. El partido quedó roto y ya no se pudo enderezar.

Probablemente el mejor equipo en defensa que hemos visto hasta el momento. Una defensa que nos dejó sin recursos. El Vilanova no supo, o no pudo, jugar con los extremos intentando romper el muro defensivo casi siempre por el medio. Pero el Sant Andreu se supo cerrar destruyendo nuestro juego que no fue creativo. Ellos sí que jugaron con los extremos que a menudo se quedaron solos ante el portero. Sin duda una de sus mejores armas.

El árbitro no lo tuvo fácil. Hubo momentos muy tensos, ellos fueron tan duros como nosotros y se ganaron igualmente varias expulsiones. Un árbitro que en la segunda parte, de forma sistemática, no dejó seguir nuestros ataques pitando falta cuando la jugada había acabado en gol.

Como puntos positivos hay que destacar que Pau y Roger Hurtado estrenaron su cuenta anotadora, Pol Homs siguió en su buena racha y Pol Alentorn e Iván mantuvieron un buen nivel anotador. Pol Alentorn lo intentó en ataque de todas las maneras posibles y mantuvo un punto de orgullo y de ganas de ganar que el público le supo reconocer.

Una derrota que habrá que encajar dándole su justa importancia para usarla para madurar como deportistas y como personas. Al fin y al cabo, a estas edades, el deporte tiene que servir para esto.

TÒFOL ROVIRA