vie

27

nov

2015

H. Poblenou - CHVNG Hipersimply A 23-27 (IMA)

PRIMERA PARTE EXCELENTE, SEGUNDA PARTE CON EXCESO DE CONFIANZA


El Vilanova jugó una primera parte muy seria superando de forma clara al PobleNou, pero el segundo tiempo fue otra historia.

Todo el juego del  Poblenou pasaba por las manos de un lateral, el jugador más alto y con más recursos. Controlando a ese jugador se tenía al equipo controlado y así se hizo. En el descanso, un marcador de 8 a 16 reflejaba el buen juego que se vió en la pista.

Fue tal la superioridad que en el segundo tiempo el equipo se relajó y llegaron los problemas. El Poblenou apretó los dientes, la árbitro cometió errores de bulto y de forma sorprendente la tortilla se giró.
El rival se puso a 3 goles y los espectadores no nos lo podíamos creer.

Hay varios motivos para explicar lo que pasó: el exceso de confianza, la rabia de algunos jugadores del Poblenou por el baño de la primera parte y la árbitro. Efectivamente, una árbitro que no supo atajar momentos de excesiva dureza y que cometió errores en jugadas puntuales. No fueron errores de apreciación, sino de aplicación del reglamento. Esto descentró a los jugadores del Vilanova y en cambio dió alas al Poblenou.

Fue uno de esos momentos psicológicos que a veces tiene el deporte. Uno de esos momentos en que después de haberlo tenido todo se está al borde del precipicio. Pero nuestros jugadores se supieron sobreponer a la rabia del Poblenou, a la árbitro y sobretodo a ellos mismos. Iván (8) y Pol Alentorn (7) lideraron el ataque. Pol Homs (16)  estuvo inmenso en la portería. También marcaron Seke (3), Roger Hurtado (2), Alex (1), Iker (1) y se estrenó Pablo (1).

Al final una valiosa victoria por 23 a 27 contra un rival directo que si hubiera ganado nos habría empatado en la clasificación.

Tòful Rovira

Fotos: Albert Montané