vie

11

mar

2016

CHVNG Hipersimply A  - Handbol Poblenou 36-19 (IMA)

Rapapolvo y victoria fácil

 

El Vilanova jugó un extraño partido contra el Poblenou. Antes de empezar todos sabíamos que había una diferencia de nivel importante. Dados los antecedentes y las trayectorias de ambos equipos, el Vilanova tenía que ganar con cierta facilidad. No obstante, los primeros minutos fueron igualados, más por desidia del Vilanova que por méritos del Poblenou.

 

Efectivamente el Poblenou tiene un juego poco elaborado, incluso con un cierto grado de ingenuidad en algunos momentos. Basa todo su ataque en uno de los laterales que lanza bien desde lejos y entra a la carrera con facilidad. En defensa son muy blandos permitiendo los pases al pívot o los cruces de los extremos.

 

Cuando empezó el partido, los jugadores del Vilanova vieron en seguida que si apretaban un poco superaban al rival, pero de forma sorprendente durante los 10 primeros minutos jugaron tan mal como ellos. Se contagiaron del juego blando, precipitado y sin intensidad del Poblenou. No está claro si fue por piedad o por pereza pero el Vilanova durante 10 minutos fue un equipo de juguete, sin ninguna consistencia.

 

En el minuto 12 con 5 a 4 en el marcador Miguel pidió tiempo muerto para apretar las clavijas de sus jugadores. La reprimenda surgió efecto y con un parcial de 13 a 3 nos fuimos al descanso con 18 a 7. El Vilanova se despertó y el partido quedó sentenciado. En la segunda parte la distancia en el marcador se amplió hasta el resultado final de 36 a 19, un marcador que refleja de forma justa la diferencia entre los dos equipos.

 

Roger Rovira (7) hizo un buen partido, sobre todo en la primera parte, marcando los 3 primeros goles cuando el equipo más los necesitaba. Ivan (8) volvió a ser el máximo anotador aprovechando la baja intensidad de la defensa del Poblenou. Pol Alentorn (6) consiguió jugar un buen partido a pesar de no estar físicamente al 100%. Los extremos también tuvieron sus opciones, Albert (3), Lucas y Alex (1) marcaron con relativa facilidad ante unos porteros que no eran porteros sino jugadores reciclados. A Iker (4) lo dejaron un poco suelto y no desaprovechó el regalo marcando más goles que nunca. Gerard (1) tuvo una presencia importante, tanto en defensa como en ataque. Roger José hizo 4 paradas y recibió 9 goles. Pol Homs, con 13 paradas y 10 goles recibidos, se hartó de parar, en parte gracias a la defensa del Vilanova que impedía tiros fáciles de los jugadores del Poblenou.

 

En resumen, un partido que costó de encarrilar pero que luego fue poco menos que coser y cantar ante un equipo que sólo opuso resistencia mientras el Vilanova estuvo empanado.

 

 

Tòful Rovira

Fotografías: Albert Montané