mié

20

abr

2016

C. E. Maristes Rubi - CHVNG Hipersimply A 24-27 (IMA)

VICTORIA DIFÍCIL Y MUY TRABAJADA

 

El partido contra el Rubí fue muy disputado. El Vilanova jugó de forma muy seria y pudo resolverlo en los últimos minutos gracias a la constancia, la paciencia, la buena defensa y la efectividad de los contraataques.

 

El ritmo cansino y sin nervio del Rubí condicició la forma de jugar el partido. Un estilo de juego que se vio acentuado por un arbitraje muy conservador con constantes interrupciones. El más mínimo contacto era sancionado con falta. Una forma de arbitrar que no favoreció al Vilanova, mucho más predispuesto al cuerpo a cuerpo. Se jugó de forma blanda y sin ninguna picardía. En algunos momentos dio la impresión que estábamos en una categoría inferior. 

 

No obstante, los juegadores del Vilanova se supieron adaptar a este estilo de juego y de arbitraje, tuvieron paciencia y controlaron al rival que nunca se puso por encima a más de un gol. Además pusieron más garra al encuentro, can mayor intesidad sobretodo en los contraataques, una de sus armas más eficaces. Los jugadores del vilanova tuvieron más ambición, más ganas de ganar. Esa fue una de las claves del partido. 

 

Otra de las claves de la victoria fueron los 9 goles de Pol Alentorn y los 8 de Iván. La defensa del Rubí fue incapaz de parar las entradas en carrera de Iván y Pol. Tampoco supieron atajar los contraataques que supusieron 8 goles para el Vilanova.

 

También marcaron Seke (3), Ryan (3), Roger Rovira (2), Roger Hurtado (1) y Pau (1). En la portería Roger Jose hizo 3 paradas y recibió 7 goles. Pol Homs con 12 paradas y 17 goles recibidos estuvo muy acertado, especialmente en los momentos decisivos al final del partido. También en ataque dio un empujón. En el minuto 21 lanzó un pase de 20 metros cuando el Rubí se había puesto solo a dos goles. El contraataque acabó en gol y supuso el 22 a 25. 

 

El encuentro fue muy igualado. La primera parte acabo con 11 a 12 después de 2 goles del Vilanova de contraataque en los últimos 30 segundos. Durante gran parte del partido el marcador fue de empate, o de un solo gol de diferencia. Hasta el minuto 10 de la segunda parte el Vilanova no consiguió romper esta barrera psicológica poniéndose 2 goles por encima con 16 a 18. Pero 4 minutos después el Rubí empató a 19. El Vilanova reaccionó y rápidamente puso la máxima diferencia en le marcador con 20 a 25. El resultado final fue de 24 a 27 con unos últimos minutos un tanto extraños, con decisiones del árbitro sorprendentes y con el Vilanova jugando con 4 jugadores por tener dos excluidos.

 

No fue fácil, pero al final se impuso el equipo que tuvo más oficio. 

 

Tòful Rovira

Fotografías: Albert Montané